GUÍA BÁSICA PARA LA CONFIGURACIÓN DE AMBIENTES VIRTUALES

El aula virtual es el espacio en el que se desarrollará la cursada de cada asignatura. La virtualización implica reconocer que las instancias metodológicas y pedagógicas que son propias presencialidad, deben ser modalizados y adaptados a las condiciones y posibilidades que ofrece la virtualidad. Para que el funcionamiento se optimice intervienen, además, otros modos de interacción y comunicación con los estudiantes.

Para avanzar en la propuesta de enseñanza de las asignaturas en un ambiente virtual, presentamos algunas orientaciones iniciales que permiten organizar la estructura general del aula virtual en función de las posibilidades que ofrece.

Para acceder al aula virtual (ejemplo), ingresar a: Uso de Entorno Virtual Moodle – FIQ

Acerca de MOODLE  

1. Presentación de la asignatura

Introducción al espacio curricular y presentación del equipo de cátedra. Descripción de la asignatura. Objetivos. Fundamentos. Metodología.

Es el espacio de ‘bienvenida’ que, a modo de introducción, da cuenta de qué se trata la asignatura, cuáles son sus objetivos y fundamentos y de qué manera se llevará adelante el cursado. También es una oportunidad para la presentación del equipo de cátedra ya que el aula virtual es el único espacio a través del cual establecer contacto con los estudiantes.

Para ello, una alternativa puede ser la realización de un video de corta duración en el que, de manera coloquial, se presente la asignatura y equipo. Otra opción puede ser un texto breve acompañado de una imagen que haga referencia a la asignatura. En ambos casos, es posible asociar páginas y/o archivos para agregar otra información complementaria de presentación de la asignatura: un breve resumen de sus contenidos, los objetivos de cada unidad, las relaciones con otras unidades, las actividades y condiciones de evaluación.

Recuerda agregar una foto al perfil de usuario.

2. Contenidos en el aula

Organización de los contenidos disciplinares. Recursos para la enseñanza

Tener presente cuáles serán los contenidos a abordar, su relevancia y complejidad disciplinar para anticipar la organización del cursado. Esto ayudará también a la definición de las diferentes instancias y recursos necesarios para su abordaje. Sugerimos prever lo siguiente:

  • Realización de una o varias videoconferencias para explicar determinados contenidos o temas.
  • Digitalización de materiales impresos (ya sea guías de lectura, ejercicios, bibliografía, etc. que se ‘dejaban’ en fotocopiadora o se consultaban en biblioteca).
  • Armado de presentaciones ‘tipo power point’ o esquemas para sintetizar y explicar determinados contenidos o temas.
  • Producción o incorporación de materiales específicos para la modalidad virtual vinculados a la especificidad de las disciplinas (en tales casos, contactarse con fiqdigital@gmail.com).
  • Utilización de pizarra virtual y grabación de pantalla para armar un video explicativo.
  • Generación de espacios e instancias de consulta e intercambios, ya sea mediante foros y/o mensajería interna

También permitirá identificar las instancias y herramientas que requieran de un intercambio específico con los estudiantes para ‘asegurar’ la comprensión de los contenidos; y posibilitará organizar los tiempos y momentos en que estas instancias deben suceder.

La definición anticipada resulta esencial sobre todo si los equipos docentes requieren de asesoramiento técnico para su concreción.

Finalmente, es importante aclarar que la relevancia de poner a disposición diferentes alternativas de abordaje de contenidos se debe a que el aula virtual será el único espacio institucional a través del cual los estudiantes podrán generar su proceso de aprendizaje. Teniendo en cuenta factores contextuales, tales como una conectividad no siempre eficiente es fundamental grabar o registrar las videoconferencias y disponer de otras alternativas que permitan la explicación de los contenidos de maneras autogestionadas por parte del estudiante a las que puedan acceder en cualquier momento.

Estructuras posibles para diagramar el aula virtual

En relación con la diagramación del aula virtual, suele destinarse un espacio específico donde se presentan los contenidos (mínimos), la bibliografía básica y complementaria, la modalidad de trabajo propuesta, entre otros tópicos del programa de la asignatura.

El ENTORNO VIRTUAL posee, por defecto, una estructura secuencial lineal separada por «temas» (al ingresar al aula por primera vez, se identifica con tema 1, tema 2, tema 3…). Estos «temas» sirven para organizar los contenidos y tiempos de cursado. Asimismo, la plataforma Moodle ofrece una serie de herramientas pensadas para llevar a cabo las acciones didácticas, las cuales se dividen en dos categorías: Recursos y Actividades

Son materiales estáticos que no prevén la interacción con estudiantes. Es únicamente
información que el docente pone a disposición.

Etiqueta
Información en las cajas centrales.
Son importantes para la organización
y navegación del aula. 

Página
Desarrollo de contenidos internos

Archivo
Incluir archivos de diferente tipo y formato 

Carpeta
Agrupar archivos 

Libro
Material de lectura a partir
de una tabla de contenidos (índice)

URL
Enlazar sitios web externos.

Esta categoría identifica los materiales dinámicos que pueden ser diferenciados en las siguientes herramientas:

Herramientas de comunicación: posibilitan comunicaciones grupales sincrónicas (chat) o asincrónicas (foros y mensajería interna). 

Herramientas colaborativas: permiten crear espacios de aprendizaje grupal, donde se realizan las actividades cooperativas: Glosario, Wiki y Bases de datos. 

Herramientas de interacción y evaluación: constituyen las herramientas por las cuales interactúa cada alumno con el profesor. Estas son: TareaS; Consulta; Cuestionario; Encuesta; Lección; Subida de archivos. 

Herramientas de gestión: permiten elaborar estadísticas, informes de actividad y participación de los alumnos y administrar backup (copia de seguridad, restaurar, importar)

Por tal motivo, es importante pensar anticipadamente la estructura que mejor se adapte a las estrategias de enseñanza y a los contenidos a enseñar, para que cada «tema» constituya una unidad de sentido en sí misma y, en su conjunto, constituirse como asignatura.

La diagramación del aula virtual puede proponerse optando por algunos de estos ejemplos (u otros) que corresponden a los ejes principales de una posible estructura de contenidos:

  • por unidades temáticas
  • por actividades
  • por clase
  • por teoría y práctica
  • por el programa de la asignatura
  • por contenidos o problemáticas transversales

Los títulos cumplen una función anticipatoria para el estudiante, conforman la primera clave de interpretación y constituyen una referencia para orientarse en el programa de contenidos.

Por ejemplo, si la estructura de contenidos está basada en ‘unidades temáticas’ (eje principal), es posible asignar un «tema» por unidad temática y, al interior de cada uno, asociar los diferentes contenidos, actividades y materiales correspondientes.

Ejemplo:

  • (tema 1) Presentación de la asignatura
    • video presentación
    • objetivos
    • calendario de la asignatura
    • ….
  • (tema 2) Unidad temática 1
    • contenidos mínimos y objetivos de la unidad
    • bibliografía y guías de lectura
    • clase teórica
    • foro de consultas
    • actividad / tareas
  • (tema 3) Unidad temática 2
    • ….
    • ….
    • ….

Sobre este punto es importante aclarar que las aulas virtuales cuentan con la posibilidad de habilitar o dejar oculto tanto los «temas» como los recursos y actividades que se incorporen. Por lo tanto, será decisión del equipo docente poner visibles todos los bloques desde el inicio o bien, ir habilitando progresivamente cada uno a medida que avanza la cursada.

3. Instancias del cursado

Clases teóricas y Clases prácticas. Guías de lectura. Consignas de trabajo práctico. Consultas e intercambios

Se sugiere armar un plan de trabajo para ordenar el dictado de la asignatura. El cursado se organizará en función del cumplimiento de los objetivos de enseñanza y aprendizaje, pero también de los plazos administrativos previstos (actas de regularidad, turnos de examen, etc.). Asimismo, sirve para establecer ciertas dinámicas a partir de combinar diferentes alternativas para la enseñanza. Por ejemplo, para el desarrollo de una unidad temática es posible combinar las siguientes propuestas:

  • clases virtuales mediante videoconferencias
  • clases de consultas mediante videoconferencias
  • consultas a través del foro o mensajería interna
  • materiales para ser autogestionados por los estudiantes
  • esquemas de contenido
  • actividades y/o ejercicios de corta duración
  • trabajos prácticos

En relación con la secuencia de clase, el desarrollo de una determinada unidad temática o contenido puede, por ejemplo, contemplar una primera instancia de exposición teórica a cargo del docente (por ejemplo un video o videoconferencia), una instancia de preguntas y consultas habilitadas a través de un foro, y una instancia de actividades o ejercicios en relación a los temas y problemas que propone dicha unidad.

En el contexto del aula virtual, es posible llevar a cabo prácticas ubicadas entre en dos tipos de narrativas: lineales y no lineales. Por un lado, la narrativa lineal (clásica) toma la forma de la exposición, dando lugar a una secuencia lógica, que plantea un recorrido a modo de desarrollo por los diferentes temas. Este tipo de relato está centrado en el contenido teórico disciplinar y lo convierte en el centro de la propuesta didáctica.
Por otro lado, las narrativas no lineales (hipertextuales e hipermediales) organizan la información de modo a partir de fuentes y lenguajes diversos, enriqueciendo la propuesta de didáctica al poner en diálogo diferentes recursos. Este tipo de configuración de los ambientes virtuales se construye a partir de las conexiones que el docente establece con otros relatos vinculados con su propuesta. Así, el discurso pedagógico rompe con la estructura secuencial, aprovechando las potencialidades didácticas de otros recursos como la imagen y el sonido, y abriendo el panorama de fuentes de consulta a una selección que permite seguir explorando por fuera del recorte elegido para el aula virtual.
La importancia de contar con estas narrativas reside en el objetivo de alcanzar una configuración didáctica de la propuesta de enseñanza y escapar a la concepción del aula virtual en tanto repositorio de archivos digitales. Por el contrario, se trata de construir un ambiente virtual propicio para la enseñanza y el aprendizaje. UNLvirtual.

Por su parte, resulta fundamental considerar en el plan de trabajo la variable tiempo ya que la selección de contenidos y la propuesta de actividades se verá impactada por la duración del cursado, lo cual también determinará el diseño de los recursos didácticos, las estrategias de enseñanza, y la labor del estudiante. También es importante evaluar los tiempos en función de:

  • la resolución de las actividades, las lecturas bibliográficas, etc.
  • la capacidad de respuesta que tenga el equipo docente.

Por ejemplo, si la opción es habilitar un foro de consulta para cada unidad temática, será importante establecer anticipadamente la función que cumple este espacio respecto de la unidad, cuál será el período en que permanecerá disponible y cuándo el docente ingresará para responder a dichas consultas.
Por último, las siguientes consideraciones en relación con las instancias, actividades y contenidos, pueden colaborar en la organización de la cursada y minimizar las dudas sobre el cursado en los estudiantes:

  • Pautar los tiempos asignados a cada instancias, actividades y contenidos.
  • Establecer los canales de comunicación y la función asignada a cada uno de ellos.
  • Diferenciar los contenidos publicados en el aula de manera permanente de aquellos que requieren encuentros virtuales con los estudiantes. Sobre este punto, se sugiere que dichos encuentros sincrónicos se realicen en el día y horario establecido para el cursado de la asignatura para evitar la superposición de clases.
  • Grabar las videoconferencias realizadas y luego publicarlas en el aula.

Algunas sugerencias para las ‘teorías’ y las ‘prácticas’

Teoría

  • Guías de lectura en formatos de presentación o documentos de texto.
  • Videos cortos por temas
  • Videos youtube de otros autores por ejemplo y que considere útiles para la comprensión de un tema.
  • Clases virtuales mediante videoconferencia.
  • Clases de consulta mediante videoconferencia para que los alumnos despejen todas sus dudas.
  • Foro de consultas
  • Chat y mensajería

Prácticas:

  • Prácticas para que los estudiantes resuelvan
  • Resoluciones de las prácticas en documentos
  • Clases virtuales mediante videoconferencia de resolución de problemas.
  • Clases de consulta mediante videoconferencia para que los alumnos despejen todas sus dudas.
  • Foro de consultas
  • Chat y mensajería