FIQ / Noticias

Casi el 90% de los estudiantes de FIQ comienza a trabajar antes de graduarse

Este porcentaje incluye a estudiantes próximos a recibirse y profesionales con menos de seis meses de egresados. El dato fue arrojado por un relevamiento realizado a fines de 2017 con egresados de la Casa.

Con el objetivo de fortalecer el vínculo entre la institución y sus egresados, desde la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Nacional del Litoral, se realizó  entre agosto y septiembre de 2017 una encuesta abierta a la cual respondieron unos 300 egresados de las diversas carreras de grado, pregrado y posgrado que se dictan en la Casa de altos estudios. La presentación oficial de los resultados se realizó en el marco de las actividades por el Mes del Graduado de la UNL.
Además, a través de esta herramienta se buscó conocer acerca de la percepción sobre la formación que recibieron en la Facultad  y sus opiniones  sobre cómo mejorarla y desarrollarla, así como conocer su presente laboral y cómo fue su inserción en el mundo laboral.
Entre los datos más significativos que arrojó el relevamiento, el 58% de los encuestados afirma haber conseguido su primer trabajo antes de graduarse y casi un 30% consiguió trabajo dentro de los 6 meses de haber egresado. El 70% de estos egresados  aducen que esta situación se debe a la imagen positiva que tiene la Facultad dentro del sector empresario e industrial.
Al respecto de los resultados de las encuestas a graduados, el secretario de relaciones con el medio Lucas Bruera, sostuvo que “es un indicador de cómo les fue a nuestros graduados en la inserción laboral en base a algunos parámetros como por ejemplo salarios”. En términos salariales, el 30% de los graduados consultados percibe salarios por encima de los 40 mil pesos mensuales, mientras que el 18% cobra entre 30 mil y 40 mil pesos mensuales, el 16% gana mensualmente entre 20 mil y 30 mil pesos, el 11% entre 10 mil y 20 mil pesos, el 5% entre 5 mil y 10 mil pesos, y el 20% restante corresponde a graduados jubilados o graduados que no quisieron informar el monto de sus salarios.

A lo que añadió que “también podemos evaluar cuál es la mirada que tienen de nuestra Facultad luego de su egreso y cómo nos evalúan en relación a otras competencias que no son las estrictamente técnicas. Estas otras competencias son para nosotros fundamentales, porque son las que hoy se están exigiendo como parte del perfil profesional en el ámbito laboral. En base a esto podemos saber en qué somos fuertes y/o débiles, de modo tal de poder redireccionar nuestros esfuerzos para mejorar”.

Formación técnica 100% satisfactoria
Casi el 100% de los encuestados sostuvo que la formación técnica en ciencias básicas es muy buena, mientras que marcan la falta de formación en las  socialmente conocidas como ‘competencias blandas ‘. Al respecto Bruera señaló: “esta debilidad es lo que estamos trabajando fuertemente desde el espacio WakeUp! Escenarios  creativos e innovadores”.
Cabe señalar que en términos de las competencias adquiridas en su  formación en la FIQ para contribuir a la generación de desarrollos e innovación, aproximadamente el 70% de los encuestados la reconoce como muy buena y buena. Un porcentaje por encima del 75% considera igualmente las competencias adquiridas para desempeñarse en equipos de trabajo.
En términos de competencias que los graduados enfocan que se deben mejorar se encuentran Ia comunicación con efectividad, el idioma extranjero y  la capacidad para gestionar proyectos; donde el 50% indica que está entre muy buena y buena.
En cuanto a la implementación de esta herramienta, se prevé realizarla anualmente, lo cual permitirá construir indicadores y trabajar sobre ellos para optimizar la formación académica. Al respecto Bruera enfatizó que “es un insumo fundamental para proyectar el desarrollo y crecimiento de nuestras carreras, para analizar hacia dónde deben enfocarse los esfuerzos en las transformaciones curriculares y en las metodologías de la enseñanza. El grado de satisfacción de la institución en cuanto a la percepción que nuestros graduados tienen acerca de la formación que aquí recibieron y de su inserción al mundo profesional es claramente alto, ello no implica sin dudas una tranquilidad en términos de la gestión, sino que por el contrario, nos motiva a incrementar las acciones y estrategias  amerita mayores esfuerzos en pos de mejorar los indicadores  analizados observados como más débiles y sostener sosteniendo aquellos parámetros que presentan una mayor fortaleza en la actualidad”.

Consultar resultados de la encuesta AQUÍ

 

Prensa FIQ | UNL

Última actualización: 10/05/2018 a las 09:38 hs.